Sistema Pedrigri - Garantia de Excelencia

Desde 1990 la Asociación de Criadores de Camelidos (ACCA) cuenta con un registro genealogico aprobado y certificado por la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Este registro genealógico, mas comúnmente llamado Pedigrí, permite a los criadores y al ACCA armar un sistema de mejoramiento genetico de las tropas.

El pedigrí, bien orientado por los inspectores, mejora la productividad de los planteles y confiere más valor agregado a su produccion.

El sistema

El funcionamiento del sistema pedigrí es simple. Cuando uno decide comenzar, debe solicitar a la ACCA un inspector autorizado por la SRA para que revise las tropas e indique qué animales pueden ser inscriptos como BASE. Los lineamientos que el inspector tiene en cuenta en esta primera observación de los animales son más bien genéricos. Serán eliminados los animales que presenten serios problemas genéticos visibles. Los más comunes son: falta de testículos, problemas en abertura de vulva, ojos zarcos, orejas sin cartílagos, problemas serios de aplomo, problemas graves de salud.

Los criadores de los animales inscriptos como BASE deberán luego declarar los servicios. Luego del nacimiento de las crías y del destete (aproximadamente ocho meses después del nacimiento), se solicita nuevamente al inspector para que las revise. Esta vez, el inspector deberá ser un poco más severo y verificar problemas en la conformación (armonía de partes), vellones gruesos, altos porcentajes de cerdas. En muchos casos, las crías presentan graves problemas genéticos (p.ej.: ojos zarcos) que no están presentes en los padres. Cuando esto sucede se lo llama vicio oculto. En estos casos, es obligación del inspector descartar la cría. El criador debe tomar nota de esta falla y averiguar si el vicio viene por parte del padre o de la madre. Los criadores realmente comprometidos con el mejoramiento genético no solo sacan del lote a la cría sino también al padre y a la madre.

El tercer y último paso es el pedigrí definitivo. Es igual al segundo paso. Aquí el inspector deberá ser aún más riguroso con los animales. Generalmente, los animales definitivos son los que se permiten exponer en Ferias y Exposiciones.

Es importante recalcar que el tiempo que lleva todo este proceso de mejoramiento es de nueve años. Los nuevos criadores, en general, buscan comprar machos Avanzados o Definitivos para saltear etapas y acelerar el proceso.

Los beneficios

Los beneficios del pedigrí pueden dividirse en los que obtiene el comprador y los del vendedor/criador.

El Comprador, al adquirir una llama de pedigrí tiene garantizado sus antepasados. El registro permite a uno saber cuáles son sus padres y cuáles son sus hijos. También otorga al futuro criador la tranquilidad de que está frente a un animal puro desde el punto de vista genético y de la salud.

El vendedor/criador obtiene un sinnúmero de beneficios con el mejoramiento de sus tropas. El pedigrí permite construir un mapeo certero de la ascendencia y descendencia de cada animal, permite apartar del rodeo aquellos animales que no son apropiados para la producción. El mejoramiento incide directamente en la productividad y la accesibilidad a nuevos y más exigentes mercados.

El futuro de las llamas argentinas es siempre auspicioso y para que siga siéndolo, es esencial entender la importancia del mejoramiento genético. Adquirir la costumbre y perseverar en esta garantía de excelencia es la única forma, a nuestro entender, de ampliar las fronteras de tan magnífico emprendimiento. Los mercados mundiales están deseosos de adquirir sangre argentina. Está en nosotros ofrecer lo que buscan.